Detectores de incendios :: Cano Group

Tipos de detectores de incendios

Seguridad por detección

Los detectores de incendios se clasifican en función de los principios de activación. Cada tipo de detector es el más adecuado para una etapa de desarrollo del fuego en particular. Se clasifican en diferentes tipos de detectores:

Detectores de humo

Estos elementos detectan el fuego en las primeras etapas, normalmente se utilizan detectores ópticos, que se basan en células fotoeléctricas que al oscurecerse por el humo o iluminarse por reflexión de luz en las partículas de humo, se activan originándose una señal eléctrica.

Incluidos en este grupo podemos reconocer diferentes tipos:

Detectores puntuales de techo- Son los más extendidos debido a su amplio abanico de aplicaciones posibles.

Detectores lineales de haz o barreras lineales – Son sensibles al valor medio de la densidad a lo largo del haz. Son adecuados cuando el humo puede haberse dispersado por una gran superficie o cuando la altura del techo es superior a 12 metros.

Detectores de humo por aspiración – Destacan por la precocidad con que son capaces de detectar un incendio.

Detectores de calor

Este tipo son los menos sensibles (última etapa del desarrollo del fuego), aunque generalmente tienen una mayor resistencia a condiciones medioambientales. Se clasifican en:

Detectores térmicos – se activan al alcanzarse una determinada temperatura fija en el ambiente.

Detectores termovelocimétricos – Se activan cuando se detecta que la temperatura ambiente incrementa rápidamente. Estos sensores son más adecuados cuando la temperatura ambiente es baja o varía lentamente en condiciones normales.

Cable sensor de temperatura – Se basa en un sistema de detección lineal de calor de respuesta rápida, capaz de detectar el calor en toda la longitud de un cable sensor de fibra óptica.

Detectores de llama

Su funcionamiento está basado en la detección de la radiación procedente del incendio. Pueden detectar radiación ultravioleta (UV), radiación infrarroja o una combinación de ambas. Son adecuados para la vigilancia de zonas exteriores de almacenamiento, o para zonas donde se pueda propagar con gran rapidez un incendio con llamas. Son capaces de responder a incendios con llama con mayor rapidez que los detectores de humo, pero su incapacidad para detectar incendios sin llama, hace que se consideren detectores para uso general.

DETECCIÓN POR ASPIRACIÓN ASD

El sistema consta de una cámara de detección LASER de alta sensibilidad, provista de un ventilador y unos tubos que forman la red de muestreo. El aíre es transportado hasta el detector con cámara láser desde el ambiente, a través de los puntos de muestreo realizados en el tubo de aspiración, garantizando un nivel de máxima detección.

Parámetros de instalación:

Se deben de tratar como detectores de humo a la hora de considerar su idoneidad. Dada su características, permite su instalación en zonas clasificadas: zonas 0, 1 y 2.

Tipos de Sistema:

Primario: Locales con Elevada Circulación de Causal de Aire (CPD).

Secundario: Cuando se pretenda igualar o mejorar un sistema tradicional.

 

Los detectores de monóxido de carbono salvan vidas. Reciba más información sobre su funcionamiento y la necesidad de instalarlo en determinados edificios.

Visítenos en Sevilla y reciba un completo asesoramiento.

Elíjanos como su proveedor de confianza. Le esperamos en:

Estamos en Gines (Sevilla)